Requiem 21 K626 (2005)

EL ESPECTÁCULO

Un espectáculo que habla, mira, grita, llora, ríe y baila los conflictos de nuestro tiempo.

Hemos elegido el Réquiem de Mozart K 626 como soporte del dolor y de la esperanza con que muchos contemplamos los acontecimientos de nuestro siglo 21.
Acontecimientos sociales y también nuestros pequeños acontecimientos diarios.

En Réquiem 21 K626 sólo existe la primera fila.

El espectador puede situarse en dos niveles distintos de altura y asomarse a ese pozo profundo de imágenes proyectadas en el suelo, a ese circo, a esa arena donde los bailarines y los actores son los oficiantes de esta liturgia contemporánea.

Asomados a ese fondo blanco que es el escenario veremos pasar las imágenes cotidianas que podemos contemplar todos los días en nuestra tv y golpes de color que hablan de la temperatura emocional de esas imágenes.

Veremos bailar el desacuerdo, la guerra, la tortura, el deseo, la necesidad, las sombras y las luces del mundo y de nuestro propio corazón.

Con Réquiem 21 K626 Producciones Imperdibles presenta un espectáculo multidisciplinar que habla, mira, grita, llora, ríe y baila los conflictos de nuestro tiempo.



FICHA ARTÍSTICA Y TÉCNICA

INTÉRPRETES:
María Cabeza de Vaca
Inmaculada Jiménez
Inmaculada Agudo
Belén Lario
Manuel Cañadas
Javier Castro


DISEÑO DE RETROPROYECCION EN DIRECTO: Ro Sánchez
COREOGRAFÍA: Thomé Araujo
VESTUARIO: May Canto
CONCEPCIÓN ESPACIAL Y VIDEO: José María Roca

VIDEO Y SONIDO: Sergio Collantes de Terán
ILUMINACIÓN: Ana Yacobi
COORDINACIÓN TÉCNICA: José Pipió
ESPACIO SONORO: Disatron S.A.

PRODUCCIÓN: Silvana Redivo
ADMINISTRACIÓN: Mela Peñalver
ASISTENTE DE PRODUCCIÓN: Julio Jurado

IDEA ORIGINAL: José María Roca
DIRECCIÓN: Gema López

Resumen de prensa

...Y lo mismo sucede con algunas escenas de alto dramatismo cuando empiezan a verse insectos bajo los pies de los bailarines, o muertos, o una mancha roja que podría ser un corazón. Todo cobra un sentido diferente y cada elemento contribuye a un trabajo breve pero atractivo, limpio y espectacular que, desde su estreno a principios de verano, no ha dejado de rodar por plazas y calles de toda la geografía nacional e internacional.
Rosalía Gómez. Diario de Sevilla 24-9-2005

El contenido teatral e informativo y el componente plástico con la presencia de una artista que pinta en directo y proyecta sus obras sobre el escenario son dos rasgos que enriquecen y diferencian este espectáculo de los anteriores que ya pudimos ver aquí.
A.S.R. Diario de Burgos. 17-9-2005

En el marco del Festival Internacional de Teatro de Valladolid se estrenó RÉQUIEM 21 de la compañía PRODUCCIONES IMPERDIBLES, un proyecto de la plataforma IN-SITU, que juega con el audiovisual integrado en la dramaturgia, convirtiendo tanto las imágenes pre-grabadas como las que se toman en directo, junto a las proyecciones de manchas y pinturas que se realizan en directo, un tejido visual donde la expresión de los bailarines se ve siempre subrayada, potenciada, completada. La música de Mozart crea un espacio sonoro envolvente, sobrecogedor, desgarrador, y ayuda a crear unas sensaciones de agobio, de horror, de amor o de dolor y de denuncia del maltrato. Como viene siendo habitual en los últimos trabajos de los sevillanos, la disposición espacial del público forma parte del propio lenguaje escénico, en esta ocasión en una especie de gallera de tres pisos.
Carlos Gil. Revista Artez. Junio 2005

...los intérpretes de las imágenes manejan la jeringuilla, el pincel que proyecta la sangre que cubre a los cuerpos en esa entrega final a la Parca. Un espectáculo-video, danza-integrador que emociona en momentos. El estreno mundial certifica la buena acogida del público.
F.H./ El Norte de Castilla. 21-5-2005

El contraste entre la danza y la destrucción de las imágenes es el punto fuerte del montaje, con la filosofía de que todos podemos ser victimas en cualquier momento. Este Réquiem 21, mas elaborado que los espectáculos anteriores, tiene un planteamiento más ambicioso…..
Javier Miranda. Diario de Cádiz. 23-10-2005

Aquí el REQUIEM suena como una sacudida trepidante y fatal, como un hachazo sin consuelo posible. Planteamiento ambicioso, torrencial e incontenido el de José María Roca y Gema López, que el REQUIEM 21, cierran al círculo de sus anteriores trabajos sobre danza, y elevan el listón de al ambición escénica andaluza hasta una altura notable……. Un gran logro de Producciones Imperdibles que desde Andalucía –y esta contextualizaciòn es necesaria sobre todo para un espectador habitual de los grandes hitos europeos en nuevas tendencias que ofrece el Central no debe leerse ni como disculpa ni como cheque en blanco- ha logrado alzar un universo multidisciplinar francamente logrado, pulido, atrayente. Y aquí también convenientemente político, porque REQUIEM….es, más que nada, una respuesta desahogada a la guerra, un grito de escándalo contra la obscenidad de la muerte sistematizada como estado natural de nuestro tiempo….
Juan María Rodríguez. El Mundo. Sábado 29 de Octubre de 2005