JEKYLL & HYDE (2004)

SINOPSIS

El relato de Stevenson contado por Producciones Imperdibles se convierte en un espectáculo visual y sonoro que se pregunta, junto a Jekill: “¿Y si pudiera, realmente, separarme en dos?” En una parte, la conciencia satisfecha. En la otra, la imperiosa satisfacción del deseo.
Jekill se convierte en un espectáculo para sí mismo al mismo tiempo que se convierte en su propia pesadilla: Hyde.
Producciones Imperdibles utiliza el lenguaje contemporáneo siguiendo un camino de poetizar los medios tecnológicos audiovisuales.

El doctor Jekyll es un respetable y brillante miembro de la sociedad londinense que ha escondido con "una vergüenza casi morbosa" algunas características particulares de su personalidad. Jekyll investiga hasta encontrar la droga que le permite liberarse. Entonces comienza a transformarse en Edward Hyde: un hombre pequeño y extremadamente
nervioso que produce repugnancia y estremecimiento. Los músculos de su rostro se contraen constantemente y deja en los demás la sensación
de una deformidad invisible. Dos hombres se disputarán un cuerpo.
Jekyll cree que puede dividir esas dos personalidades con nombres y cuerpos distintos para que Mr. Edward Hyde pueda llevar a cabo todos los proyectos que el doctor Jekyll no debe. Pero Hyde se descontrola, ama la vida con la misma intensidad que su mentor, y la disfruta sin límites: este goce incluye también el asesinato. Partirle el bastón a un amable anciano sobre el cuerpo hasta dejarlo sin vida. "Ese monstruo que se hallaba enjaulado en su cuerpo, donde lo escuchaba gemir y lo sentía batallar por renacer, podía ser en un descuido en la vigilia, o cuando lo rendía el sueño, que se alzara y prevaleciera para siempre".

Lo que más le preocupa a Jekyll es no poder controlar a Hyde (es no poder controlarse): lo que más lo atemoriza es no poder sacarse al otro de encima como había previsto en teoría y la promesa del placer se convierte en dolor. Hyde es un asesino, Hyde goza con cada tortura que inflige y el doctor Jekyll ya no sabe si disfrutar con eso, simplemente porque Hyde no le da tiempo para razonarlo. Hyde comienza a aparecer cuando quiere, sin necesidad de ingerir ninguna pócima. Hyde es Jekyll y viene a cobrarse el tiempo perdido.

Conviene no olvidar que el Dr. Jekyll goza con los crímenes de Hyde, aunque se sienta turbado, no le preocupa haberlos cometido, sino no poder esconderlos (al principio Jekyll se promete una y otra vez no volver a tentarse con la idea de convertirse en Hyde).
Vivir plenamente la otra parte, la del malo, sería el sueño de cada hombre y era el sueño del Dr. Jekyll: "poder librarme de la Ley", pero la culpa no lo permite, tampoco los otros lo permiten, lo que vendría a ser más o menos lo mismo, porque nadie se constituye separado del resto sino en relación a los otros y a las convenciones compartidas. Lo que nos vendría a decir todo esto es que es imposible que un hombre se conozca totalmente, es insoportable que un hombre se comprenda y se acepte en toda su plenitud separándose de los otros, el precio de este ponerse en juego es la vida de estos personajes, o la salud.

Ficha Artística y Técnica

Guión y Dirección: GEMA LÓPEZ
Música Original / Diseño y realización de Video: José Mª Roca
Con: Javier Castro, Carmelo García y Belén Lario de Blas
Iluminación: Ana Yacobi
Sonido y Manipulación de Vídeo: Sergio Collantes
Maquinaria y Tramoya: José Pipió
Diseño deVestuario: Mai Canto y Gema López
Administración: Mela Peñalver
Producción: Silvana Redivo
Distribución: Escena (Granada), Nines Carrascal

RESUMEN DE PRENSA

Gema López en la dirección y José María Roca en la música en la música y la imagen han creado algunos de los mejores momentos del teatro contemporáneo español. Ahora con Jekyll & Hyde se han superado a si mismos. Las dos secuencias en las que nos narran el desdoblamiento de personalidad, con un uso, que por simple asusta, de la cámara de video, y la siguiente, con la interpretación impecable de Javier Castro y Carmelo García, con este último adueñándose de su otro yo, son, en si mismas, lo mejor que hemos visto en mucho tiempo de todas las versiones que del libro de Stevenson se hayan realizado nunca.
Resulta espeluznante dejarse llevar por la plasticidad de las imágenes que Gema crea ayudándose de un bien dotado elemento técnico que convierte a Jekyll & Hyde en la obra más exportable de esta compañía.
La música, desdoblada en gran medida, como su protagonista, apoya en todo momento la acción adentrándonos en un espectáculo total donde actores, video y sonido juegan papeles de igual identidad produciendo el efecto sobrecogedor que cuenta la obra: el encuentro con uno mismo, la maldad y la bondad que más que enfrentadas aparecen hermanadas en una mística unión de placer y dolor.

J. Javier Paisano. Diario de Sevilla 22-10-2004

Desde hace años, Gema López y José María Roca ha venido desarrollando una serie de audaces propuestas, tanto en espectáculos al aire libreaquellos inolvidables (y añorados) de los jardines de Alcázar- como los representados en su sala, en las que aparecía como una constante estética, la investigación de la potencia lírica, épica y dramática que atesoran los instrumentos de las nuevas tecnologías. La exquisita sensibilidad de Gema López y el olfato dramático de José María solían insuflar a los medios audiovisuales un latido humano antes impredecible, así como lograban de tales medios una amplísima gama de expresiones de ideas y sentimientos que hacían vibrar las fibras sensibles de los espectadores. Todos sus anteriores espectáculos son buena prueba de ellos.
Gema López, en su primorosa labor de dirección ofrece un bombardeo de sensaciones sindejar escapar, ni por unos segundos, el hilo que hilvana las peripecias argumentales de la historia y, aun más, elevando constantemente la curva de nivel emocional hasta dejar al espectador prendido y prendado de cuanto penetra por sus ojos y sus oidos, ébrios de esa vorágine sensorial a la que es tan gratamente sometido.
En esta producción, los vehículos de tan artística comunicación dramática son Javier Castro, Carmelo García y Belen Lario de Blas, todos viejos conocidos de la casa y dominadores de su peculiar estilo. Ellos realizan una labor ímproba, dificilísima, que acredita su patente dominio actoral. La escena del asesinato de ella parece imposible de superar. Esto es la ratificación de que Producciones Imperdibles es una de las mejores compañías de la vanguardia española actual.

Julio Martínez de Velasco. Diario ABC. 23-10.2004

Producciones Imperdibles se ha atrevido a indagar en esta historia archisabida hasta dar con la clave que la hace inmortal: el tema de la identidad. Gema López, directora del montaje, consigue crear el escalofrío de la duda, como si abriera la puerta de los sueños en los que quizas se aparece alguien demasiado parecido a nosotros.
El sueño, los espejos la sombra y los paisajes sonoros sugeridos por la música de José María Roca crean la sensación de pesadilla, ese mundo inquietante que rodea a Jekyll/Hyde. Hay una serie de escenas que provocan auténtico pavor. Sucede cuando ya estamos impregnados del líquido pegajoso de los sueños y conocemos el destinote Jekyll. El uso con el resultado poético de la nuevas tecnologías, habitual en las obras de Producciones Imperdibles, consigue que la atmósfera sea definitivamente de terror. Ni siquiera el cine y sus postizos efectos especiales pueden provocar tanto pavor como el que consigue el teatro-con su mágica inmediatez-cuando se utiliza toda la fuerza de la simbología.

Eva Díaz Perez. Diario El Mundo. 26-10-2004