• Increase font size
  • Decrease font size
  • Default font size
Home Antigua Sala
Antigua Sala
Antigua Sala - UN SUEÑO DE 18 AÑOS
Indice del artículo
Antigua Sala
UN SUEÑO DE 18 AÑOS

UN SUEÑO DE 18 AÑOS
SALA LA IMPERDIBLE. 1990-2007.


Son demasiadas las imágenes y los momentos que se acumulan en mi pensamiento a la hora de escribir algo sobre esta aventura. 18 años son 216 meses que a su vez suman 936 semanas que resultan ser 6.552 días. Quitando los periodos veraniegos, algunas fiestas sagradas del calendario sevillano y, por supuesto, todos los lunes y algunos martes y miércoles, La Imperdible ha abierto sus puertas para recibir al público unos 2.500 días. Si, además, en muchos de esos 2.500 días se han realizado 2 funciones, podremos afirmar sin temor a equivocarnos mucho que en La Imperdible durante los últimos 18 años se han ofrecido al público sevillano y forasteros interesados la cantidad de unas 3.500 funciones de teatro, danza, teatro infantil, cine… Si seguimos sumando y miramos El Almacén, nuestro café bar, que durante muchos años estuvo programando música, cortometrajes, recitales de poesía, presentaciones de libros, exposiciones…etc,  y añadimos algunas temporadas donde convertimos a La Herrería  en sala permanente de exposiciones y de instalaciones con acciones, performances y espectáculos; estaremos hablando de un total aproximado de 5.000 actividades que han tocado todas las disciplinas artísticas.

Siguiendo con los números: si a lo largo de estos años hemos tenido una media de más o menos 80 espectadores por cada actividad, la cantidad de gente resultante que ha pasado por La Imperdible estará en torno a las 400.000 personas.

En este momento es difícil afirmar si son muchos o pocos. A la hora de hacer análisis y comparaciones habría que situar esta iniciativa en un contexto inmerso en una ciudad poco dada a aventuras artísticas que circulan por las periferias y los márgenes de lo habitual y de lo correcto. En ese sentido hemos sido testigos directos de la evolución de una ciudad que poco a poco ha ido abriendo miradas a la diversidad del arte. Y no solo nos sentimos testigos; también agentes provocadores de esa “cierta apertura” que hoy se airea en los medios como soporte fundamental de los planes de modernización que tiñen nuestra historia reciente.

En un planteamiento absolutamente loco podríamos compararnos con El Maestranza que puede meter en un año alrededor de 200.000 personas. A lo mejor 400.000 en 18 años no es nada. Pero si pensamos que el presupuesto de 1 año en el Maestranza cuadriplica al de los 18 años de La Imperdible podremos empezar a situarnos en el contexto adecuado para analizar el fenómeno.

Nuestra iniciativa, totalmente privada e independiente, salió adelante y se consolidó gracias a algunas ayudas públicas pero sobre todo gracias al esfuerzo, por momentos titánicos, de un equipo que creía en lo que hacía, de un puñado de espectadores con ganas de romper barreras y de gran cantidad de compañías y creadores que ponían en pie propuestas igualmente titánicas.

La Imperdible fue un sueño de compañía que se hizo realidad cuando todo estaba en contra: todos los presupuestos eran para la Expo 92; declive total del teatro independiente, normativas de ayuda inexistentes, falta de un público que demandara teatro…..esas carencias se compensaban con una enorme ilusión y entusiasmo que nos empujaba a seguir.

Primeros años duros, muy duros. Poco público, sin apenas ayudas y con la sensación permanente de ser una isla pero convencidos de que llegaríamos a algún sitio.

A pesar de las dificultades, la inexistencia de espacios como el nuestro también nos traía ciertas ventajas que hoy serían impensables. Podíamos programar compañías de todo el estado e incluso muchas de ellas de otros países. Las compañías a su vez tenían elencos más numerosos y era fácil ver propuestas de 6 o 7 actores. Actualmente el formato de espectáculos para este tipo de salas se ha uniformizado, incluso los temas pretenden ser mas comerciales. En ese sentido La Imperdible se fue adaptando a los nuevos tiempos sin abandonar su línea de compromiso con los nuevos creadores y las propuestas más arriesgadas.

Desde el año 94-95 se fueron  ampliando las temporadas que hacían las compañías para así aprovechar el boca-oído. Tres años más tarde comenzamos con las sesiones “golfas” y se fue estabilizando un público más menos asiduo que nos era fiel y que se encargaba de transmitir lo que hacíamos. Un proceso en el que intervinieron multitud de artistas de todo tipo y condición.

Por recordar algo: Nuestro escenario lleno de agua con el espectáculo que inauguró la sala: “LLUVIA”;  las primeras temporadas largas con “LOS ULEN”; las colas interminables de “VALIENTE PLAN”; las “ACCIONES POR HORA” que convertían a todas las dependencias de la sala (incluyendo el patio) en un inmenso escenario de creación, los conciertos de JORGE DREXLER o el inigualable recital íntimo de TETE MONTOLIU,  la exposición de MARCE-LI ANTUNEZ y sus órganos en formol,  el público entrando por detrás para ver nuestro “NO COMMENT” o sentado en el escenario mientras que los actores de “INCONGRUENCIAS” trabajaban en la grada. La recreación de la “BODA DE LA HIJA DE AZNAR” con “ANIMALARIO”; los interminables combos de JAZZ  en “EL ALMACEN”; la función parada esperando que el crepitar de la lluvia en el techo cesara; “LOS MESES DE DANZA” llenos de nuevas propuestas;  las fotos de “LUIS CASTILLA” colgadas por todas partes; LA HERRERIA convertida en la sala de exposiciones más moderna de la ciudad; los niños entrando en fila india a las matinales de “ESCENOTECA”;  los clásicos de “HISTRION” y de “TEATRO DEL SUR”; el “ALEX O´DOGERTY” haciendo temblar de risa la grada repleta;  nuestro “REQUIEM” majestuoso ocupando toda la sala; los poetas con su poesía a cuestas; los textos y las propuestas de creadores hoy pilares fundamentales del teatro en España: ERNESTO CABALLERO, SERGI BELBEL, ANTONIO ONETTI, ALFONSO ZURRO, JUAN MARGALLO; “EL CHINO” , SARA MOLINA; el “PERICON” de Ortiz Nuevo; las madrugadas de Cine con la Universidad; Monteagudo con su “TAI VIGINIA” agotando las localidades día tras día; los títeres transgresores de “ANGEL CALVENTE”; el público bailando clausurando el “MES DE DANZA”……y así una lista interminable de buenos recuerdos y momentos mágicos que hoy impregnan los muros de esta edificación que en breve será convertida en apartamentos.

Esperamos, no obstante, que los ecos de las voces, las músicas y los silencios perduren en nosotros y nos den fuerza y aliento en la nueva aventura que a orillas del Guadalquivir vamos a emprender. Aliento que hoy le pedimos a nuestro principal valedor: el público.

Hasta siempre.

 



 
JA slide show

Newsletter

Si desea suscribirse a nuestra Newsletter para recibir información acerca de la programación pulse aquí.

Síguenos

 

Última hora

La Cebra Camila- ASEDOWN

El 17 de Diciembre de 2017 a las 12:00 acogemos una función de La Cebra Camila a cargo de ESCENOTECA para recaudar fondos para la Asociación Síndrome de down de Sevilla y Provincia.

Más información... 

Encuestas

¿Cómo ha accedido a esta web?
 

Diseño Web Sevilla - XTRARED Páginas web en Sevilla